<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=295749664225318&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

¿Cómo mantener el desempeño de mi moto?

15/04/19 6:48 / Publicado por Redacción Honda Motos

mantenimiento-de-moto

Todo buen motero sabe que su fiel compañera de aventuras requiere de cuidados y atención para conservar su óptimo funcionamiento. En Honda sabemos que el buen estado de tu vehículo es un valor agregado en el que necesitas estar involucrado y comprometido permanentemente.

Hoy te traemos una guía básica de recomendaciones para mantener el desempeño de tu motocicleta como a ti te gusta y al mismo tiempo cuidar tu valiosa inversión.

Sigue estos consejos y crea el hábito de mantenimiento de tu moto. Verás que es muy sencillo y los resultados te traerán grandes satisfacciones.

Mantenimiento preventivo

El mantenimiento preventivo te ayuda a conservar las funciones de los diferentes sistemas del vehículo. Es de suma importancia que pongas atención en las especificaciones que indique el fabricante en el manual de usuario, para que sepas el momento ideal para dar mantenimiento preventivo a tu compañera de aventuras.

Por ejemplo, si en tu manual te dice que debes llevar la moto a servicio preventivo a los 6,000 kilómetros o a los 12 meses; se refiere a que habrás de realizar el mantenimiento cuando ocurra primero cualquiera de ambos puntos.

Esto significa que el vehículo requiere mantenimiento cuando se cumpla ese periodo de tiempo, aunque la hayas rodado muy poco. O que necesitas llevarla a servicio si cumples dicho kilometraje, pese a que hayas comprado la moto hace poco tiempo.

Los componentes y fluidos internos se degradan tanto por uso como por tiempo. No omitas ningún mantenimiento que te indique el fabricante.

Mantenimiento correctivo

Aunque poco frecuente, ocasionalmente deberás acercarte al centro de servicio para corregir alguna falla inesperada. Existen componentes como los faros, las bandas o chicotes que pueden dañarse.

Nunca permitas que un desperfecto mínimo o simple no sea atendido de forma oportuna. Conservar el buen estado de tu moto también depende de que no ignores las reparaciones necesarias.

Recuerda que un vehículo descompuesto y abandonado en una cochera se deteriora de forma veloz. Tu inversión es muy importante y por ello te invitamos a solucionar a la brevedad cualquier desperfecto que surja.

Revisión periódica de niveles y lubricación

Otro gran punto a considerar el crear el hábito de revisar sistemáticamente los niveles de fluidos y la lubricación de algunos componentes.

El líquido de frenos y el aceite del motor deben estar siempre al nivel que indica el fabricante. Cuando detectes que hay menor cantidad, rellena cada depósito con el fluido especificado. Jamás con otro producto.

En cuanto a la lubricación, la cadena de transmisión y el chicote del clutch, requieren que revises si se encuentran bien lubricados para evitar problemas con su funcionamiento.

Si tienes dudas al respecto, checa tu manual de usuario para saber lo que te recomienda el fabricante.

Limpieza rutinaria

Por increíble que parezca, el polvo, el fango y la suciedad en general, contribuyen silenciosa y lentamente al deterioro de muchos componentes y sistemas de tu moto.

Por ello, es necesario que destines por lo menos un par de horas a la semana a lavar y secar completamente tu moto; poniendo especial atención a los componentes que acumulan fango o grasa al rodar.

Hay una gran variedad de productos en el mercado destinados a la limpieza de vehículos. Asegúrate de usar sólo aquellos que no contengan agentes abrasivos o alcohol para así conservar intactos elementos como la pintura y componentes susceptibles a la degradación por químicos.

Aunque por lo general una sesión de limpieza a la semana es suficiente para conservar limpia tu moto, invierte tiempo para lavarla inmediatamente después de una rodada prolongada o bajo condiciones de lluvia extrema, para evitar que se acumule demasiada suciedad.

Neumáticos

neumaticos

Tus llantas son parte importantísima de tu vehículo. Aunque actualmente los neumáticos son de alta tecnología y larga duración, es prudente que realices revisiones periódicas del estado general de tus llantas para poder detectar cualquier irregularidad.

Además de asegurarte con frecuencia de que el inflado es correcto según las libras especificadas, pon atención al desgaste del grabado. Cuando éste presente menos de un milímetro de profundidad, será necesario que las sustituyas. Rodar con un neumático en mal estado pone en riesgo tu seguridad y significa el deterioro de tu moto.

Atendiendo estas recomendaciones, evitarás sorpresas desagradables y conservarás el estado de tu inversión.

Una moto bien cuidada, refleja el compromiso de un motero con su seguridad y su gusto por rodar, obteniendo de la máquina todo su potencial.

Visítanos para asesorarte sobre este tema en cualquier agencia Honda. Tu satisfacción total es muy importante para nosotros.

Nuevo llamado a la acción

Nuevo llamado a la acción

Post recientes