<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=295749664225318&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Viaja seguro: 5 cosas que debes saber para manejar tu moto en la noche

5/04/18 10:10 / Publicado por Redacción Honda Motos

En Honda, tu seguridad al conducir es siempre nuestra prioridad. Te ofrecemos la más amplia gama de motocicletas líderes en el mercado y que se destacan por su alto nivel de ingeniería, prestaciones, sistemas de seguridad integrados y también los mejores consejos para que seas un conductor responsable y tomes en cuenta todos los aspectos de manejo necesarios para llegar a tu destino sin ningún contratiempo.

Estas son las 5 cosas que todo motociclista debe saber, para manejar de noche y tener total control de su seguridad en el camino.

1.Equipo de seguridad

No nos cansaremos de insistir en este punto. Equiparte adecuadamente cada vez que te montes en tu moto te permite cuidar de ti de la mejor manera.

Uso de casco certificado, una chaqueta, botas que cubran bien los tobillos y guantes, son siempre indispensables. Por otro lado, toma en cuenta que de noche las condiciones de visibilidad se ven afectadas y por lo mismo es necesario que estés concentrado en lo que haces.

2.Descanso

Por obvias razones, evita conducir tu moto si estás cansado. Esto es muy importante a cualquier hora del día, pero durante la noche, el factor cansancio puede ser una de las principales causas de accidentes.

Por lo que te aconsejamos tomar la decisión de manejar tu motocicleta sólo cuando te encuentres bien descansado. Esto te permitirá estar muy atento al camino y a todas las circunstancias que te rodean. Será más fácil que detectes huecos en el asfalto, o el conducir errático de otro conductor.

Tus tiempos de reacción ante cualquier eventualidad, como el hecho de que el vehículo frente a ti frene intempestivamente, serán óptimos si te encuentras bien. Parece una exageración, pero te aseguramos que conducir tras un buen descanso es primordial para tu seguridad.

3.Respeta las reglas de conducción

Otro factor vital para tu seguridad es la debida observación de las señales de tránsito y de las autoridades. De noche es muy común que los niveles de tránsito disminuyan, lo que en ocasiones nos hace sentirnos confiados en cruces de calles o avenidas principales.

Sin embargo, debes respetar siempre los semáforos. No importa si la calle se encuentra desierta, no descartes la posibilidad de que otro carro se acerque al cruce a gran velocidad pues está siguiendo la indicación de un semáforo en verde. Espera siempre al cambio de luz del dispositivo y no te confíes.

Del mismo modo, anticipa tus cambios de carril así como las salidas a calles menores o tu incorporación a carriles de alta velocidad siempre usando tus luces direccionales. Y conduce siempre muy atento de lo que sucede a tu alrededor y a la distancia frente a ti, pues de ese modo podrás prevenir una situación de frenado necesario si hay un vehículo descompuesto o algún oficial de tránsito te indica que hay una calle cerrada y debes dar una vuelta inesperada.

Apégate a los lineamientos de límite de velocidad. No vayas ni muy rápido ni demasiado lento. El ritmo del tránsito es importante y para no alterarlo será necesario que ruedes observando la inercia global.

4.El motor y el alcohol no se llevan

Desde luego que sabes que no debes beber si vas a conducir. Pero insistimos mucho en este punto pues lamentablemente el alcohol está involucrado en por lo menos el 10% de los accidentes de tránsito.

Siempre será preferible que le pidas a alguien más que conduzca tu vehículo o que te quedes a descansar y dormir en casa de tus amigos o en un hotel. La ingesta de alcohol es grave porque una vez que entra al torrente sanguíneo, el organismo necesita de varias horas para eliminarlo. Pero mientras tanto, el alcohol provoca alteraciones en la visión y en las respuestas motoras de tu cuerpo, por lo que te será más difícil reaccionar oportunamente ante cualquier contratiempo.

Además, el alcohol provoca euforia desmedida, lo que se traduce en una sensación de poder irracional y los conductores con niveles de alcohol en la sangre, muchas veces creen ser súper héroes y están convencidos de que nada les puede pasar.

Otro síntoma peligroso de la ingesta de bebidas alcohólicas es la somnolencia repentina. Quizá tú te sientas “bien” tras haber bebido unas cuantas cervezas o varias copas, pero al ir conduciendo, sin previo aviso puede darte mucho sueño y la pérdida de conciencia puede llegar de un momento a otro, lo que sin duda significa que tengas un contratiempo que puede ser moderado o muy grave.

No estamos diciendo que no tengas derecho a divertirte, sólo considera que, para celebrar con familiares y amigos, siempre hay un momento y un lugar adecuado, y ese lugar nunca es tras el volante y,  mucho menos, de noche.

5.Planeación de la ruta

Tratándose de viajes o trayectos largos, es muy importante que te informes y evalúes la o las rutas que tomarás para llegar a tu destino. Cuando conduces de noche, sobretodo en carreteras o autopistas, debes tener una idea clara de la ruta y de los sitios en los que puedes realizar escalas para cargar combustible, beber agua o descansar un momento.

Si es la primera vez que recorres ese camino puedes informarte con amigos o buscar en un mapa o en tu celular, la mejor ruta. Asegúrate de preferir autopistas o caminos con alumbrado y en los que puedas solicitar apoyo de forma sencilla en caso de algún desperfecto.

También considera las condiciones del clima. Viajar de noche siempre eleva los posibles riesgos, pero si le agregamos condiciones de neblina extrema o lluvia intensa, debes prepárate pues la visibilidad se verá afectada aún más.

Siempre será preferible que te detengas y esperas a que el clima mejore, en lugar de arriesgarte. Y definitivamente, rodar de noche es mucho mejor si lo haces en grupo. No olvides ir avisando a tus contactos conforme avances en la ruta, para que sepan dónde localizarte en caso de necesitarlo.

Eres parte de nuestra familia y en Honda queremos verte siempre seguro y disfrutando de tu pasión motera.

Sigue estos consejos y recuerda que siempre hay alguien que te espera. Disfrutar al máximo la experiencia de conducir tu moto, sólo es posible si tu seguridad está garantizada y tu compromiso con el control y la responsabilidad de tus dos ruedas, está bien entendida.

Nuevo llamado a la acción

Topics: Conducción

Nuevo llamado a la acción

Post recientes