<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=295749664225318&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Tanquear tu moto es sinónimo de ahorro y rendimiento, descubre por qué

24/07/18 15:03 / Publicado por Redacción Honda Motos

AHORRO Y RENDIMIENTO AL TANQUEAR TU MOTO

Parte muy importante del desempeño de tu moto se presenta en función de su rendimiento de combustible. Por eso debes saber que existen ciertas claves antes de tanquear tu moto y que de seguro te ayudarán no solo a ser un motero experto sino que harán que disfrutes al máximo de todos tus recorridos.

Estado general del vehículo

Tu estilo de manejo y tu billetera agradecerán que el motor esté siempre bien sincronizado y afinado. Esto te permite obtener una combustión eficiente, quemando sólo el combustible necesario y sacando el mayor provecho en cada tiempo de los cilindros.

No olvides revisar tu manual de usuario para saber cada cuánto debes llevar tu moto a servicio preventivo y asegúrate de que le realicen los cambios indispensables de componentes como el aceite, bujías, filtros y cualquier otro que indique el manual.

Revisa el nivel de aire de las llantas. Un inflado adecuado te garantiza óptimo rendimiento de combustible porque así se disminuye la fricción del neumático contra el asfalto y por ende es menor la exigencia o demanda de potencia de salida del motor al momento de rodar.

Los expertos aseguran que el buen funcionamiento de tu moto puede significar hasta un 13% de ahorro de combustible, además de brindarte la posibilidad de conservar por mucho más tiempo su valor. Tómalo en cuenta.

Puedes leer también: Mantén tu moto en perfectas condiciones con estos sencillos consejos

Momento de visitar la estación de servicio

Aunque pudiera pensarse que el momento del día no afecta el gasto de carburante, la realidad es que no es así. La gasolina generalmente se almacena en depósitos contenidos bajo la superficie de la tierra.

Las horas del día en las que no hay sol, el líquido se mantiene a menor temperatura y se torna más denso. Tanquear durante las primeras horas de la mañana significa que el combustible gasificará menos y tu tanque recibirá más gasolina y menos gases.

Te recomendamos poner gasolina antes de que el nivel indique menos de medio tanque. La razón es similar. Un tanque medio lleno genera menor gasificación y permite la recarga de líquido con mejor aprovechamiento.

El tipo de octanaje también es esencial. Utiliza sólo el grado de octanos especificados por el fabricante. Y evita el uso de aditivos y productos milagro que pueden provocar contaminación por sarro a los inyectores y carbonización en las cámaras de combustión.

Antes de cargar combustible, siempre bájate del vehículo por seguridad.

Uso razonado de la moto

Si ocupas tu motocicleta para trabajar todos los días, puedes utilizarla de forma razonada. Por ejemplo, considera ir caminando cuando necesites comprar algo que vendan muy cerca de tu casa en lugar de ir en moto. Siempre que te sea posible, elige transitar por caminos pavimentados en lugar de tramos rocosos, así le exiges menos al motor y evitas quemar más gasolina de la necesaria.

Velocidad constante y estilo de manejo

Otro punto muy importante es tratar de mantener una velocidad constante al momento de rodar. Para optimizar el desempeño del motor en cuanto al consumo, lo ideal es realizar los cambios de velocidad de la siguiente manera:

Primera, de 0 a 20 kilómetros

Segunda, de 20 a 40 kilómetros

Tercera, de 40 a 60 kilómetros

Cuarta, de 60 en adelante

Si escalonas los cambios bajo este parámetro, notarás que el consumo es considerablemente menor. Tomando en cuenta la configuración de tu motor, utiliza los cambios de velocidad en combinación con las revoluciones por minuto para aprovechar el mejor rango de rendimiento entre potencia y consumo de gasolina.

Precalentamiento del motor

Se pensaba que todos los motores debían ser precalentados para evitar daños internos. Hoy sabemos que no es necesario calentar el motor, sobretodo porque los vehículos modernos son casi todos de inyección. Por otro lado, aunque tu motocicleta sea de modelo antiguo o clásico a carburadores, es preferible que la enciendas e inicies la marcha a velocidad moderada sin demandar demasiado, hasta que por sí sólo el motor llegue a su temperatura óptima de manejo.

Pre calentar un motor sólo te hará gastar gasolina de forma innecesaria.

Evita la evaporación de combustible

Siempre que te sea posible, estaciona o guarda tu moto en un lugar techado o bajo sombra. De ese modo evitarás que la gasolina contenida en el tanque se evapore por el calor y por ende te dure más. También es importante que revises periódicamente que el tapón del tanque selle adecuadamente y comprueba que el empaque del mismo no presente signos de daños.

Además, si por alguna razón no utilizarás tu moto por un periodo largo de tiempo, debes vaciar el tanque por varias razones. Una es que seguramente se habrá evaporado un porcentaje importante del combustible, otra es que la gasolina se hace vieja y pierde su capacidad de octanaje.

Relación rendimiento – peso

Por último, considera que mientras más ligero ruedes, menos será la exigencia que le demandes al motor en cuando al desplazamiento y por obvias razones, menor el consumo.

Dependiendo de la configuración de tu vehículo y del uso que le des, procura no exceder la capacidad de carga, ya sea de personas como de objetos, especificada en el manual del fabricante.

La moto misma ya representa un peso determinado y si a ello le agregas el peso del piloto y de los objetos que transporte, se altera el nivel de rendimiento.

Pon en práctica estos sencillos consejos y notarás en muy poco tiempo que tu rendimiento de combustible se optimiza de forma insospechada.

Ejemplo CTA-Ebook1

Topics: Blog

Nuevo llamado a la acción

Post recientes