<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=295749664225318&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">

Sistemas de suspensión en motocicletas. Todo lo que debes saber

20/11/18 7:15 / Publicado por Redacción Honda Motos

sistemas de suspensión

Todo motero requiere conocer a detalle las características más importantes de los diferentes componentes y sistemas que integran la configuración de su moto, así como diferenciar las ventajas de potencia, control, seguridad y confort que obtiene al conducir un vehículo de este tipo. Por eso, en esta ocasión, decidimos hablar en detalle del sistema de suspensión.

Empecemos por definir qué es la suspensión: es el elemento elástico que aísla al cuadro de la moto y al conductor de las irregularidades del camino, proporcionando adherencia, control y confort.

Suspensión delantera

Originalmente las suspensiones delanteras (comúnmente llamadas horquillas) se componían de dos barras fijas y un balancín que sostenía el eje de la rueda y ésta se encontraba conectada a un elemento elástico llamado muelle. Esta configuración llamada Grinder era poco eficiente porque, debido a su diseño, su carrera era limitada.

En la actualidad, a la suspensión delantera más común se le conoce como telescópica. Su nombre se debe a que está conformada por dos tubos sostenidos en la zona superior a un yugo o tija, los cuales se insertan en un par de tubos más grandes que trabajan de forma similar al alargamiento de un telescopio. Estos elementos en su interior, contienen un elemento elástico llamado resorte y fluido hidráulico, más una serie de válvulas que gestionan el flujo de aceite con la finalidad de tener un movimiento controlado.

Amortiguación, rebote y precarga

La amortiguación es el efecto que se obtiene cuando las válvulas controlan el paso de fluido para dar firmeza al todo el sistema cuando éste se comprime, logrando suavizar los impactos producidos por las irregularidades en el asfalto.

El rebote es el efecto contrario a la amortiguación. Una vez que el sistema fue comprimido, éste tiende a regresar a su posición original. Sin embargo, dicho efecto debe ser aún más suave que la amortiguación para evitar que la rueda brinque sin control y también depende del intercambio por compresión de fluido mediante las válvulas.

Las suspensiones telescópicas están diseñadas para que los resortes o muelles siempre estén en compresión, manteniendo una altura determinada entre el chasis y el piso. La precarga es un rango de ajuste que permite que dicha altura o distancia se mantenga constante aun cuando el piloto la monte.

Una de las ventajas de la suspensión telescópica es que, en algunos casos, la precarga puede ser ajustada. En otros casos el ajuste puede ser efectuado a nivel de precarga/amortiguación/rebote. Esto último dependiendo de la configuración de su diseño.

Existen dos tipos de suspensiones telescópicas: las normales (que ya describimos) y las telescópicas invertidas. Estas últimas cuentan con la particularidad de brindar una mayor rigidez debido a que pueden contener más fluido hidráulico, siendo ideales para aplicaciones tales como carreras de pista o todo terreno en sus variantes de motocross o doble propósito.

La suspensión telescópica invertida presenta un inconveniente: cuando llega a dañarse el sello o retén, tiende a perder la totalidad del fluido, a diferencia de la telescópica normal que por gravedad retiene su contenido.

Suspensión trasera

En sus inicios, la suspensión trasera (antes llamada Hard Tail) formaba parte integral del cuadro de la moto, lo que la hacía totalmente ineficiente.

A través del tiempo se fueron desarrollando diferentes sistemas de suspensión trasera, llegando a ser el más común el denominado: de brazo basculante.

En algunos casos, el brazo basculante sostiene el eje de la rueda de un solo lado. Sin embargo este tipo de sistema no es muy popular porque aumenta el peso de la masa no suspendida de la moto.

Los brazos basculantes dobles, frecuentemente cuentan con dos amortiguadores de tipo Coil Over, que también pueden ser ajustados a precarga o precarga/amortiguación/rebote. Estos amortiguadores se encargan de resolver los requerimientos de suspensión, y aunque es un sistema confortable, su carrera suele ser limitada.

En aplicaciones especiales, como en motos de competencia, es mucho más eficiente tener un amortiguador central llamado Pro Link. Este sistema cuenta con una carrera más larga y mayor rigidez.

Ahora ya conoces todo lo necesario para entender para qué sirve y cómo funciona el sistema de suspensión de tu moto. La comodidad y confort que este elemento te brinda es parte fundamental de que cada vez más personas se decidan a recorrer los caminos en moto.

Gracias por leernos y recuerda que te esperamos en tu agencia Honda más cercana para resolver cualquier duda y por el gusto de tenerte de nuevo en casa.

Nuevo llamado a la acción

Topics: Blog

Nuevo llamado a la acción

Post recientes